TSC#1-Honda CG125

Laca UHS, fase final

laca uhs

Ha llegado el momento de terminar con la pintura y rematar el depósito con la mano final de laca UHS. Si pensabais que preparación de la base fue difícil, que la pintura es engorrosa o que el enmascarar es complicado no os podéis hacer una idea de lo que fue la aplicación de la laca!

Lo complicado no es solo la forma en que se aplica sino los factores que influyen resultado final. Como ejemplo puedo mencionar:

1º Tener en cuenta que la temperatura ambiente sea como mínimo de 20 grados ya que de lo contrario la capa de laca no se “estira” dando lugar a lo que se conoce como “piel de naranja”

2º Por más que la zona de trabajo esté completamente limpia, al no disponer de cabina de pintura siempre se pegara alguna mota de polvo a la laca. Y aunque estos desperfectos luego se pueden solventar con un pulido, imaginaos lo que pasaría si pintamos en un ambiente con polvo, pelos o suciedad.

3º Hay que controlar la relación cantidad de producto/velocidad de aplicación. En caso de pintar muy rápido, la cantidad de laca será insuficiente, dando lugar a la piel de naranja con el agravante de que al haber aplicado una capa muy delgada, esta no se podrá pulir a posterior para corregir este problema y si la velocidad de aplicación es lenta, se acumulara demasiado producto lo que ocasionara descuelgues en la laca. Este problema es solucionable pero requiere experiencia.

4º Es sumamente importante el tiempo de evaporación entre capas. Si es menor del indicado por el fabricante, que suele ser entre 10 y 15 minutos, los disolventes de la capa inferior no tendrán tiempo de evaporarse, por lo que al aplicar una segunda capa, estos disolventes “romperán” esta última capa creando burbujas. Este problema se denomina “hervidos” y no tiene más solución que volver a repintar.

5º Entre mano y mano hay que esperar entre 10 y 15 minutos lo que puede hacer que los restos de laca que queden en la pistola se sequen. Si esto ocurre, al ir a aplicar la segunda capa la pistola no dispersara correctamente el producto por lo que siempre hay que limpiar la pistola antes de una nueva mano con disolvente acrílico (importante!), el normal no vale.

6º La distancia de aplicación es de 15 cm, procurar que sea constante y que el movimiento sea parejo y siempre a la misma velocidad.

7º La zona de pintura tiene que estar completamente limpia, en suelo humedecido para evitar el polvo, ropa de manga larga, gorro en la cabeza y la barba recogida, todo es poco para evitar los pelos y el polvo.

Con todas estas precauciones en mente, los pasos para barnizar el deposito fueron los siguientes:

1º El depósito estaba con la capa de azul recién aplicada por lo que solo fue necesario matizar la zona blanca con una esponja abrasiva P2000. Este matizado es muy suave y hay que hacerlo con cuidado de no dañar la pintura base.

laca uhs

Punto de partida

2º Soplar y desengrasar con cuidado, la bayeta no tiene que estar muy impregnada de desengrasante.

3º Regular la pistola, en mi caso una Sagola 474 a 2 ½ bares. En la ficha del producto el fabricante indica que la aplicación es a 2 bares, pero con mi pistola y esta presión se hace piel de naranja y el acabado no es muy bueno. La cantidad de producto la regule a 2 vueltas en la 1º mano y 2 ¾ en la segunda mano.

La laca es UHS marca UPOL S2091 con catalizador 2039EV para un rango de temperaturas medias. La proporción es 3 partes de laca, una parte de catalizador. Antes de aplicar la primera capa, he atemperado un poco la laca ya preparada y he calentado un poco las piezas a lacar (poco).

laca uhs

Laca UHS marca UPOL S2091 con catalizado 2039EV para un rango de temperaturas medias

5º Con toda la teoría estudiada, hacer una prueba en una chapa que no valga antes de lacar la pieza definitiva. La primera mano en el caso de este fabricante tiene que ser una mano de “grip”, es decir, que tiene que ser una base sobre la que se adhiera la segunda y definitiva mano.

Esta capa tiene que darse con menos producto y a más velocidad, la idea es que la pieza queda cubierta con la menor cantidad de material posible pero sin llegar a hacer piel de naranja. Esto es importante ya que si esto ocurre, la segunda capa podría copiar esta forma y el resultado no sería bueno.

6º Una vez aplicada la primera capa, esperar unos 15 minutos, tiempo suficiente para limpiar completamente la pistola con disolvente acrílico.

La segunda capa es la definitiva y la que hay que hacer con más cuidado. En esta capa hay que cargar bien de producto sin llegar a los descuelgues. Las manos se tienen que solapar ¾ partes unas sobre otras y el acabado tiene que tener la apariencia de mojado. Hay que procurar que las pasadas cubran correctamente toda la zona y es muy importante evitar en la medida de lo posible volver a pasar sobre una misma zona. Este exceso de material y la acumulación de varias capas son la mejor forma de provocar hervidos.

Parece una tontería, pero practicar los movimientos antes de aplicar la laca ayudan a evitar que queden zonas muy cargadas o con poco material.

Se tarda más en toda la preparación que en la pintura, realmente en dos minutos estaba todo pintado, pero fueron meses de pruebas y errores hasta dejar el depósito y los guardabarros perfectos. Después de tanto trabajo no podía pretender menos.

Este fue el resultado final:

Pintura Bicapa

Aspecto de los guardabarros

Lo próximo es esperar que la laca seque completamente, eliminar las motas de polvo y pulir, pero eso será en otro post.

 

Muchas gracias por llegar hasta aquí.

Nos vemos en la carretera!

2 comments to “Laca UHS, fase final”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Impresionante. Va a ser la moto más guapa del mundo. Me muero de ganas de ver el depósito sobre el chasis y las ruedas que te has curado. Enhorabuena!!!!

Deja un comentario